Remedios Caseros Para La Piel Grasa Naturales

 

¿Buscas remedios caseros para la piel grasa? La tez grasa es muy difícil de tratar, especialmente durante los veranos. La herencia, la dieta, el estrés y el desequilibrio hormonal son las principales razones de la piel grasa. Las mujeres durante el embarazo, la menstruación o la menopausia son más propensas a tener la piel grasa.

 

El exceso de producción de aceite puede llevar a muchas enfermedades de la piel como espinillas, poros grandes, puntos y otros. Sin embargo, la ventaja de la piel grasa es que aquellas personas que la tienen tienden a envejecer más lento y desarrollar menos arrugas.

 

Sin embargo, es muy difícil cuidar la piel grasa. Los tratamientos comerciales sólo proporcionan resultados temporales. Entonces, ¿cómo debemos tratarla? Aquí está una rutina de cuidado de la piel para combatir la piel grasa.

 

Remedios Caseros Para La Piel Grasa

 

Limpieza – Ayuda a eliminar el polvo y otras impurezas

Exfoliación – Ayuda a eliminar las células muertas acumuladas y el exceso de aceite

Tonificación – Cierra los poros grandes y abiertos

Mascarilla – Ayuda a restringir la producción de exceso de aceite

 

¿Te preguntas qué ingredientes elegir para cada paso de la rutina? No te preocupe, hemos proporcionado varias opciones para tu conveniencia en la siguiente sección.

 

Limpieza:

 

La mayoría ignora este paso, pero la limpieza debe ser una parte de tu rutina diaria. Elegir el limpiador adecuado para la piel grasa es la parte más difícil. Un limpiador de aceite debe eliminar el exceso de aceite de la piel, pero no debe quitar todos los ácidos grasos presentes en la piel. La limpieza se debe hacer una o dos veces en un día. Aquí están algunos limpiadores naturales de la piel que puedes probar.

 

Leche

 

Cuando se trata de remedios caseros para la piel grasa, la leche es la mejor. La eficacia de la leche aumenta cuando está cruda y fría. El ácido láctico presente en la leche elimina el polvo y otras impurezas de los poros.

 

Toma un poco de leche cruda y refrigera.

Aplica sobre la piel y masajea durante unos minutos.

Deja la aplicación durante otros pocos minutos.

Enjuaga con agua y seca.

Para obtener resultados más efectivos, puedes agregar algunas gotas de aceite de lavanda o sándalo.

 

Método Alternativo: Vierte leche en la bandeja de cubitos de hielo y refrigera. Quita un cubo de hielo de leche y frota suavemente sobre la piel en movimientos circulares. Enjuaga con agua normal después de unos minutos.

 

Nota: Usa sólo leche cruda. La leche hervida no proporcionará resultados efectivos.

 

Yogur

 

Yogurt Para Eliminar La Piel Grasa

 

Al igual que la leche, el ácido láctico presente en el yogur ayuda a eliminar las impurezas y el exceso de aceite de la piel, lo que lo convierte en uno de los mejores remedios caseros para la piel grasa.

 

Aplica 1 cucharada de yogur sin azúcar en la cara.

Masajea suavemente durante unos minutos.

Deja actuar durante 15 minutos y enjuaga con agua fría.

Alternativamente, puedes agregar avena molida y la miel en el yogur.

 

Nota: Puedes utilizar suero en lugar de yogur. El suero de mantequilla es también eficaz en la eliminación del exceso de aceite en la piel.

 

Tomate

 

La vitamina C presente en el tomate elimina las impurezas, el exceso de aceite y aprieta los poros.

 

Mezcla un tomate y extrae el jugo.

Usando una bola de algodón, aplica sobre la piel.

Masajea suavemente durante unos minutos.

Deja actuar hasta secar completamente y enjuaga con agua tibia.

Para obtener beneficios adicionales, puedes añadir miel.

 

Aloe Vera

 

El aloe vera es muy eficaz para la piel grasa, ya que absorbe el exceso de aceite presente en la piel. Sus propiedades antimicrobianas tratan el acné causado por la piel grasa.

 

Proceso 1:

 

Compra una hoja de aloe vera y extrae su gel.

Aplica el gel sobre la piel y masajea durante un minuto.

Deja secar completamente y lava con agua limpia.

 

Proceso 2:

 

Añade 1 hoja de aloe vera a un poco de agua y hierve.

Deja que hierva por unos minutos.

Retira de la llama, deja enfriar y tritura añadiendo miel.

Aplica la pasta sobre la piel limpia y deja durante 20 minutos.

Enjuaga con agua fría.

Puedes seguir este proceso una vez por semana.

 

Exfoliación:

 

La exfoliación ayuda a eliminar las células muertas acumuladas, el aceite y la mugre de la capa profunda de la piel. Mejora la circulación sanguínea y deja la piel suave y radiante. Tienes que exfoliar 2 a 3 veces en una semana. Aquí hay algunos exfoliantes que puedes hacer en casa.

 

Miel y Limon Para La Piel Grasa

 

Miel – Limón – Azúcar

 

La miel nutre e hidrata la piel sin hacerla grasa. El limón seca el exceso de aceite y rejuvenece la piel. La naturaleza arenosa del azúcar exfolia las células muertas de la piel y otras impurezas de las capas profundas de la piel.

 

Combina 1 cucharadita de miel, limón y azúcar.

Aplica la mezcla sobre la piel.

Masajea suavemente durante unos minutos y deja durante otros pocos minutos.

Enjuaga con agua y seca.

 

Sal

 

La naturaleza arenosa de la sal de Epsom o la sal del mar eliminan las células muertas de la piel y las impurezas que se forman la piel. Puedes usar sal de Epsom, sal marina o sal kosher para exfoliar.

 

Proceso 1:

 

Combina 1 cucharada de sal, jugo de limón y brotes de lavanda.

Masajea suavemente esta mezcla sobre la piel durante unos minutos.

Deja actuar durante unos minutos y enjuaga con agua.

 

Proceso 2:

 

Combina 2 cucharadas de sal de Epsom y algunas gotas de aceite esencial como el aceite de lavanda, aceite de menta o cualquier otro según tu preferencia.

Masajea la mezcla en la piel durante unos minutos.

Enjuaga con agua y seca.

 

Bicarbonato de Sodio

 

El bicarbonato de sodio es eficaz en la eliminación de las células muertas de la piel, restringe la producción de aceite y equilibra los niveles de pH.

 

Mezcla 2 cucharadas de bicarbonato de sodio con 1 cucharada de agua para hacer una pasta.

Masajea en tu cara.

Deja que se seque durante 5 minutos y luego enjuaga con agua tibia.

 

Método Alternativo:

 

Toma ½ cucharadita de bicarbonato de sodio, ½ cucharadita de jugo de limón y 1 cucharada de miel.

Mezcla bien.

Frote la mezcla en la cara con las puntas de los dedos.

Enjuaga con agua.

 

Tóner

 

Los toners toman un lugar importante en un régimen de cuidado de la piel especialmente para las personas con piel grasa. Equilibran los niveles de pH de la piel, restringen la producción de exceso de aceite, agregan una capa de protección y proporcionan un aspecto refrescante a la piel. El tóner se debe aplicar al menos una vez al día.

 

Hamamelis

 

Las propiedades astringentes presentes en el hamamelis aprietan los poros y secan el exceso de aceite. Es unos de los remedios caseros para la piel grasa mas recomendados.

 

Usando una bola de algodón, aplica hamamelis sobre la piel.

Deja que se seque completamente.

Enjuaga con agua.

 

Vinagre de Sidra de Manzana

 

Vinagre de Sidra de Manzana Para Piel Grasa

 

El vinagre de sidra de manzana es rico en fuentes de alfa hidroxilo que hidratan y tonifican la piel. Las propiedades antibacterianas del vinagre de manzana luchan con las bacterias que causan el acné.

 

Combina 1/4 taza de vinagre de sidra de manzana y 3/4 taza de agua destilada.

Usando una bola de algodón, aplica la solución sobre tu cara.

Deja la aplicación durante 5 a 10 minutos.

Enjuaga con agua fría.

 

Para beneficios adicionales, puedes agregar 1 cucharadita de vinagre de sidra de manzana en un vaso de agua y bebe antes de ir a la cama.

 

Nota: Si el vinagre de sidra de manzana no está disponible entonces puedes utilizar el vinagre blanco en su lugar. El vinagre blanco exfolia y controla la producción de aceite.

 

Usando una bola de algodón, aplica el vinagre blanco sobre la piel. Deja actuar durante unos minutos y enjuaga con agua. Durante el verano, puedes congelar el vinagre blanco en cubos y frotarlos sobre la cara.

 

Mascarillas

 

Las mascarillas faciales son uno de los mejores remedios caseros para la piel grasa ya que ayudan a curar cualquier problema de la piel de las capas más profundas de la piel. Desintoxican tu piel, mejoran la circulación de la sangre y proporcionan un brillo sano a tu piel. Las mascarillas faciales deben aplicarse una o dos veces en una semana.

 

Tierra de Batan

 

Esta mascarilla es ideal para personas con piel grasa. El cloruro de magnesio presente en él elimina la suciedad y el aceite presente en los poros de la piel que previene el acné y las espinillas.

 

Mezcla agua de rosas o agua corriente en 3 cucharadas de tierra de batan para hacer una pasta.

Aplica en la cara, deja 20 minutos.

Enjuaga con agua.

Repite una vez a la semana.

 

Arcilla o Barro

 

La mascarilla de arcilla o barro ayuda a eliminar el exceso de aceite, limita la producción de aceite y libera las impurezas.

 

Combina 1 cucharadita de arcilla y cantidades suficientes de agua de rosas o hamamelis.

Aplica sobre la piel limpia y deja que se seque completamente.

Enjuaga con agua y seque.

Para beneficios adicionales, puedes agregar algunas gotas de cualquier aceite esencial.

 

Harina de Garbanzos

 

La naturaleza alcalinizante de la harina de garbanzos absorbe el exceso de aceite, elimina las impurezas y las células muertas de la piel. Hace tu piel flexible, suave y apretada.

 

Toma una cucharada de harina de garbanzos y agrega cantidades suficientes de agua de rosas para hacer una pasta.

Extiende la pasta sobre la piel evitando el área alrededor de los ojos y la boca.

Deja secar completamente y enjuaga con agua.

Alternativamente, puedes utilizar leche, yogur, o cualquier zumo de fruta en lugar de agua de rosas.

 

Almidón de Maíz

 

La harina de maíz seca el exceso de aceite, dejando la piel suave y clara.

 

Mezcla 2-3 cucharadas de maicena con agua tibia para hacer una pasta.

Aplica sobre el rostro y deja hasta que se seque.

Enjuaga con agua tibia,

Repite todos los días.

¡Dejanos tu comentario!