Que Es Bueno Para El Dolor de Espalda

 

Ocho de cada diez personas solo en los Estados Unidos sufren de dolor de espalda, lo que hace que quienes buscan un tratamiento para aliviar el dolor de espalda sean un objetivo importante para las compañías farmacéuticas.

Con la tendencia ascendente en el dolor de espalda, deberíamos hacernos la pregunta:

 

Que Es Bueno Para El Dolor de Espalda

 

¿Por Qué Se Ha Vuelto Tan Común?

 

Tal vez son los zapatos y los trabajos de escritorio los que están contribuyendo a la mala postura, o los alimentos que estamos comiendo que contribuyen a la inflamación relacionada con el dolor en el cuerpo. Tal vez es el hecho de que no hacemos suficiente ejercicio como solían hacerlo nuestros antepasados, o que llevamos más estrés que cualquier generación anterior a nosotros.

El dolor de espalda puede ser leve a severo, dependiendo de si hay una causa subyacente o si no se ha tratado durante un tiempo. Entonces, si tu dolor de espalda es causado por una ciática, mala postura o un músculo psoas débil, cualquiera se beneficiará de los siguientes tratamientos para aliviar el dolor de espalda.

Si bien la gente trata de ignorar el dolor y recurren a los analgésicos para llevar a cabo su día a día, en realidad no trata el problema subyacente. El uso prolongado de analgésicos puede ocasionar daño hepático y renal, úlceras y coágulos sanguíneos (no del tipo bueno).

Llegar a la raíz del problema a través de los cambios de estilo de vida siempre debe ser tu primer recurso. Entonces, sin más preámbulos, aquí se muestra que es bueno para el dolor de espalda usando tratamientos naturales:

 

Ejercicio Regular

 

Hacer ejercicio regularmente puede ayudar a prevenir y controlar el dolor de espalda de varias maneras, puede ayudar con el control del peso, desarrollar músculos de apoyo, aumentar la flexibilidad y reducir la inflamación dolorosa. Sin embargo, es importante tener cuidado, especialmente al comenzar un nuevo régimen de ejercicios. Algunas de las causas más comunes de dolor de espalda son el sobre entrenamiento, no estirar o no descansar entre ejercicios y lesiones deportivas.

 

Si bien el ejercicio general es importante para la salud y la forma física en general, los ejercicios que funcionan con el grupo de músculos en el abdomen y la parte baja de la espalda generalmente conocidos como “centrales” son excelentes para ayudar a aliviar y evitar el dolor de espalda. Tu columna vertebral es esencialmente el marco para un complejo sistema de músculos y ligamentos interconectados que estabilizan tu columna vertebral y trabajan para soportar toda la espalda y también para mover los brazos y las piernas. Con un trabajo tan grande que hacer, es lógico pensar que si tus músculos centrales están débiles o en mal estado, se agrega más y más estrés a la columna vertebral, y ese es uno de los principales factores que pueden causar dolor y, finalmente, una lesión. Las planchas anaerobicas, el remo y los “swimmers” son solo algunos de los ejercicios que pueden ayudar a desarrollar fuerza en este importante grupo de músculos y hay muchos más. Si ya estas experimentando dolor de espalda, es importante que consultes a tu médico antes de comenzar un nuevo régimen de ejercicios, puede aconsejarte sobre qué ejercicios ayudan a desarrollar esa fortaleza central de apoyo importante.

 

Dieta

 

Una dieta saludable no solo alivia el dolor de espalda al reducir el riesgo de obesidad, sino que comer los tipos adecuados de alimentos puede minimizar la inflamación causada por la tensión muscular y afecciones graves como la artritis, y también puede promover la salud muscular y ósea.

 

Vegetales de Hoja Verde

 

Vegetales de Hoja Verde Para El Dolor de Espalda

 

Altos en potasio, los vegetales de hojas verdes como la espinaca y el bok choy pueden reducir la inflamación y ayudar a que los músculos y nervios funcionen correctamente. También puedes encontrar potasio en plátanos, aguacates y productos lácteos fermentados como el yogur natural y el kéfir.

 

Pescado Graso Como El Atún, La Caballa y El Salmón

 

Contienen altas dosis de ácidos grasos Omega-3, estos peces también son excelentes para reducir la inflamación de los músculos y el cartílago y, como una ventaja adicional, son geniales para tu corazón también. También puedes encontrar estas grasas importantes en alimentos como la linaza y los huevos.

 

Frutas, Verduras y Granos Enteros

 

Las frutas, verduras y cereales integrales son ricos en fibra. Esto no solo te ayudará a mantener un peso saludable y ayuda en la salud general de tu intestino, sino que la mantendrá regular. El estreñimiento puede irritar el dolor de espalda, así que hazte un favor y cuida tu estómago también.

 

Agua

 

El músculo esquelético se compone de aproximadamente un 70 por ciento de agua, por lo que es lógico pensar que, para mantener tus músculos sanos, debes mantenerte hidratado. Asegúrate tomar 8 vasos de agua recomendados al día para promover músculos sanos y una espalda fuerte.

 

Suplementos

 

Puedes ser difícil asegurarte de que obtienes consistentemente todos los nutrientes que necesitas para respaldar una alimentación sana solo con la dieta. La vida diaria ocupada puede hacer que sea difícil encontrar el tiempo para preparar los alimentos que tu cuerpo anhela y las verduras frescas y los pescados y carnes orgánicos pueden ser costosos. Ahí es donde los suplementos pueden ayudar cuando se trata de saber que es bueno para el dolor de espalda.

 

Tratamiento de Calor / Frío

 

Mientras que los discos deslizados o herniados son un problema muy serio, la mayoría de los episodios comunes de dolor de espalda son causados ​​por una simple distensión muscular.

Tratamiento de Calor y Frio Para Espalda

 

Hay varios grupos musculares grandes en tu espalda que ayudan a sostener tu columna vertebral. Si se dañan, pueden hincharse y causar bastantes espasmos repentinamente, causando dolor agudo. Si bien puede ser un problema bastante simple, los espasmos de espalda y los músculos de la espalda son una de las razones más comunes por las que los pacientes visitan las salas de emergencia cada año y pueden ser muy dolorosos y debilitantes. Las causas comunes de la distensión muscular incluyen lesiones deportivas, movimientos bruscos o caerse en una posición incómoda y torcer la columna vertebral. Si estás tratando de controlar el dolor que viene con una espalda ya dañada, los tratamientos con agua fría y caliente pueden proporcionar un alivio natural muy necesario.

 

La terapia con hielo alivia la inflamación que ocurre inmediatamente después de una lesión y el frío intenso también se comporta como un anestésico local, adormece el área inmediata y proporciona un alivio del dolor rápido, natural y asequible. Combinar el tratamiento con hielo con un masaje suave también puede ser útil para evitar la rigidez a medida que los músculos se curan. El tratamiento con hielo es más eficaz cuando se aplica lo antes posible después del incidente inicial. Evita aplicar hielo directamente sobre la piel, ya que puede causar sensación de quemazón y daños en la superficie. En su lugar, usa una bolsa de hielo, o si no tienes una a mano, coloca el hielo en un paño de cocina o un calcetín limpio para crear una barrera y proteger tu piel.

 

Tratamientos Posturales

 

Otra causa principal de problemas de espalda son problemas posturales, como anomalías espinales y hernias discales. Tus vértebras son los huesos pequeños de tu columna vertebral que se apilan uno encima del otro, lo que te permite doblarte y experimentar un rango completo de movimiento. Entre cada vértebra, se encuentran discos hechos de tejido interconectado que conectan un hueso con el siguiente y también actúan como un colchón entre esos huesos pequeños.

 

Estos discos están hechos de una capa exterior resistente y una capa interna esponjosa que actúa como una especie de amortiguador. A medida que envejeces, esa capa interna puede perder algo de contenido de agua, causando su ruptura. Puede dañar tus discos de otras maneras, como forzar tu espalda, torcerse en una posición inusual o sufrir una lesión, y las personas obesas y aquellas con trabajos físicamente exigentes corren un mayor riesgo. Los discos dañados pueden causar una serie de problemas, como ciática, nervios pellizcados y entumecimiento y hormigueo de la columna vertebral.

 

Dormir

 

Dormir Para El Dolor de Espalda

Mientras que dormir es fácil de dar por sentado cuando lo estás haciendo, cualquier insomne ​​te dirá que los efectos de dormir muy poco pueden ser dramáticos y de largo alcance. La falta de sueño prolongada puede causar aumento de peso, trastornos del estado de ánimo y la investigación muestra que también puede agravar el dolor de espalda crónico. Tu cuerpo necesita un sueño reparador para sanar y si no lo consigues, tu respuesta inmune se inhibe y esto puede conducir a un círculo vicioso. Si tienes tanto dolor que es difícil dormir, esa falta de sueño empeorará el dolor con el tiempo, lo que hará que sea más difícil conciliar el sueño y causar otros problemas de salud, como depresión y ansiedad.

 

Muchas personas usan la distracción como herramienta para aliviar el dolor durante el día, mantenerse ocupados y concentrarse en otras actividades puede ser una forma poderosa de minimizar el dolor de espalda, así que cuando las luces se apagan y todas esas distracciones diarias desaparecen, puede parecer imposible evitar el dolor que te mantiene despierto.

 

Es importante practicar una buena higiene del sueño para poder dormir con exito. Si bien la televisión y las redes sociales pueden ser una distracción, se ha demostrado que la luz azul de las computadoras y teléfonos inteligentes interfieren con el sueño. Intenta leer un libro en su lugar, esto realiza la misma función, pero en realidad puede ayudar a relajarte y quedarte dormido en lugar de mantenerte despierto.

¡Dejanos tu comentario!