Como Aliviar La Tos En Niños de Forma Natural

La tos y el resfriado usualmente ocurren cuando hay un cambio en la temporada. La tos es la manera natural del cuerpo de expulsar las partículas no deseadas del paso de aire. Los niños pequeños son los que corren mayor riesgo de contraer tos, ya que son muy sensibles a las cambiantes condiciones ambientales.

 

La tos de niños pequeños puede ser causada por muchas razones, tales como: alergias, cambios climáticos, neumonía, virus respiratorio sincitial, anginas, asma, goteo post nasal, resfriado común, GERD, irritantes ambientales, etc. Sus síntomas incluyen tos frecuente, dolor de garganta, congestión en el pecho, vómitos, ojos llorosos, estornudos, voz ronca, secreción nasal, dolor de cabeza, etc.

 

Prueba estos remedios naturales en casa para darle alivio de la tos y el resfriado a tu hijo, en lugar de las alternativas comerciales.

 

Como Aliviar La Tos En Niños Con Remedios Caseros

 

Como Aliviar La Tos En Niños

 

A continuación, se enumeran algunos remedios caseros naturales, seguros y eficaces para curar la tos de tu hijo.

 

Té de Limón:

 

Los limones contienen vitamina C que ayuda a impulsar su sistema inmunológico mediante el aumento de los glóbulos blancos para luchar contra el virus y la infección que causa la tos.

 

Preparacion:

 

Llena un biberón limpio con 8 onzas de agua tibia.

Agrega una cucharadita de jugo de limón recién exprimido y endulzante natural.

Revuelve bien y luego dale a tu hijo cuando todavía está caliente.

Repite regularmente según sea necesario.

Este proceso ayuda a aliviar el dolor de garganta y limpiar el moco con eficacia.

 

Té de Jengibre:

 

El jengibre estimula la producción de saliva que ayuda a adelgazar las secreciones de moco. No se puede pasar por alto este remedio cuando se trata de como aliviar la tos en niños.

 

Preparacion:

 

Aplasta un pedazo pequeño de jengibre fresco.

Añade a una taza de agua hirviendo.

Deja reposar durante unos minutos y luego cuela el té.

Dale esto a tu hijo 2 – 3 veces al día cuando todavía este caliente.

 

Miel de Trigo Sarraceno:

 

Miel de Trigo Sarraceno Para Tos En Niños

 

 

La miel de trigo sarraceno es rica en antioxidantes y tiene efectos de lucha microbiana que ayudan a deshacerse del resfriado y la tos.

 

Preparacion:

 

Toma una cucharadita o dos de miel de trigo sarraceno puro y mezcla con un vaso de agua tibia o jugo.

Dale esto a tu hijo con regularidad.

También puedes añadir una pizca de pimienta blanca y unas pocas gotas de jugo de limón para aumentar la eficacia.

 

Leche Con Miel:

 

La leche contiene muchos nutrientes esenciales como vitamina D, calcio, zinc y proteínas que ayudan a reponer la nutrición que tu hijo perdio cuando estaba enfermo. La miel calma el dolor de garganta.

 

Preparacion:

 

Agrega una cucharadita de miel pura y una pizca de polvo de cúrcuma a un vaso de leche tibio.

Revuelve bien y dale esto a tu hijo todos los días.

Este proceso ayuda a reducir el goteo post nasal y curar el problema de la tos de manera muy eficaz.

Si el moco se está volviendo grueso, usa agua tibia en lugar de leche caliente.

 

Vapor o Compresa Caliente:

 

El vapor puede ayudar a aflojar la secreción nasal dando humedad necesaria al aire para aliviar el moco.

 

Respirar Vapor Para Aliviar La Tos En Niños

 

Preparacion:

 

Toma un tazón de agua caliente y cubre con una toalla a tu hijo.

Explícale cómo inhalar el vapor profundamente y lentamente.

También puedes darle una ducha caliente y que inhale el vapor.

Haz esto por 15 – 20 minutos.

Repite esto regularmente para obtener alivio de la tos.

 

Vapor Calmante de Aceite de Eucalipto:

 

Cuando te preguntas como aliviar la tos en niños el vapor de eucalipto es un remedio eficaz. El aceite esencial de eucalipto se extrae de las hojas de eucalipto australiano. Se puede utilizar para tratar la tos, resfriados, bronquitis y otros problemas respiratorios relacionados.

 

Preparacion:

 

Mezcla algunas gotas de aceite de eucalipto con cualquier aceite portador como aceite de oliva.

Masajea en el pecho y la espalda de tu hijo regularmente.

O simplemente puedes verter algunas gotas de aceite de eucalipto en un tazón grande de agua tibia y bañar a tu hijo con un paño limpio.

O puedes añadir algunas gotas de aceite de eucalipto en agua tibia y darle a tu hijo un baño.

 

Miel:

 

La miel contiene antioxidantes y puede aliviar el resfriado, la tos y el dolor garganta. También actúa como supresor natural de la tos.

 

Preparacion:

 

Toma 1/2 cucharadita de miel y dásela a tu hijo si tiene entre 2 a 5 años de edad, 1 cucharadita para niños de 6 a 11 años y 2 cucharaditas de miel a los que son mayores de 12 años.

Repite esto todos los días, especialmente durante la noche.

Nota: No des miel a bebés menores de un año ya que puede conducir a riesgo de botulismo infantil.

 

Solución Salina y Gotas:

 

Las gotas salinas son muy eficaces en el tratamiento de la congestión, que a su vez ayuda a curar el resfriado y cuando te preguntas como aliviar la tos en niños.

 

Solucion Salina Para Aliviar La Tos En Niños

 

Preparacion:

 

Añade una cucharadita de sal a una taza de agua tibia.

Revuelve bien y vierte unas gotas en las fosas nasales de tu hijo.

Deja durante unos 60 segundos y luego pídele que se sacuda suavemente la nariz.

 

Líquidos Claros y Cálidos:

 

Beber líquidos calientes ayudará a limpiar el moco y la tos. Tanto para la tos húmeda como seca, el agua potable ayudará en gran medida. Dale agua, jugos de frutas como manzana y naranja a tu hijo. Puedes también darle sopa de pollo caliente y fresca para conseguir alivio completo de la tos.

 

Consejos Finales Sobre Como Aliviar La Tos En Niños:

 

Descansar y beber líquidos ayuda a tratar el problema si tu hijo sufre de síntomas como secreción nasal, tos y estornudos.

Asegúrate de que tu hijo se mantiene alejado del humo o de los fumadores, ya que irritan las vías respiratorias que ya están inflamadas.

Coloca un humidificador en la habitación donde duerme tu hijo. Recuerda que el humidificador debe limpiarse regularmente para evitar una infección adicional.

Utiliza regularmente una jeringa limpia de bulbo para eliminar el moco en la nariz del niño.

Eleva la cabeza de tu hijo cuando esté durmiendo, ya que la tos será menos probable en posición vertical.

Si tu hijo no puede dormir o si la tos dura más de 10 días, consulta a tu médico.

Administra sólo medicamentos prescritos por tu medico. Sigue las instrucciones médicas.

 

Revisa el estado de salud de tu hijo usando un pediatra de confianza y sigue sus instrucciones y da la dosis que prescribe. Seguir estos remedios regularmente curará el problema.

¡Dejanos tu comentario!