7 Remedios Caseros Para La Neumonia

 

La neumonía es una afección respiratoria caracterizada por la inflamación de los pulmones. Es causada por infecciones bacterianas, virales, parasitarias y fúngicas, y la inhalación de gases tóxicos o químicos.

 

Normalmente, cuando respiramos, nuestros pulmones se llenan de aire, pero durante un caso de neumonía, se llenan de líquido y pus, dificultando la respiración. También se hace difícil para nuestros órganos vitales obtener el oxígeno que necesitan para funcionar correctamente, lo que significa que la neumonía puede afectar a muchos de los sistemas del cuerpo. Los síntomas de la neumonía incluyen fiebre, frío, tos, escalofríos temblorosos, falta de aire, diarrea, pérdida del apetito, sudoración, dolor de cabeza, fatiga, vómitos y náuseas, cansancio, dolor en el pecho y dolor muscular.

 

Remedios Caseros Para La Neumonia

 

La neumonía por lo general dura 2-3 semanas, pero para los niños pequeños, personas mayores de 65 años, y otros con sistemas inmunes débiles, puede llegar a ser crónica e incluso fatal. Si experimentas síntomas de neumonía, consulta a un médico para obtener un diagnóstico preciso y para determinar la gravedad de tu caso. Si no es grave, es posible que puedas evitar gastos médicos y hospitalarios tratándola en casa.

 

Estás a punto de aprender varios remedios naturales para la neumonia y fortalecer el sistema inmunológico para ayudar a combatirla.

 

7 Remedios Caseros Para La Neumonia

 

Estos métodos utilizan ingredientes simples y baratos que probablemente ya tienes en tu casa, y no causan efectos secundarios no deseados que vienen con los medicamentos comerciales.

 

Aceite de Árbol de Té y Eucalipto

 

Los aceites de árbol de té y de eucalipto son antibacterianos. Ayudan a matar los gérmenes que causan neumonía. El aceite de eucalipto también alivia la congestión rompiendo el moco en los pulmones.

 

Proceso 1:

 

Hierve agua y revuelve 5 gotas de árbol de té o aceite de eucalipto.

Vierte el agua en un recipiente.

Coloca una toalla sobre tu cabeza, inclínate sobre el recipiente e inhala el vapor.

Haz esto hasta que no hayas más fragancia en el aceite.

Ahora sacude suavemente la nariz para eliminar el moco que causa el problema.

Repite 3 veces al día.

Puedes utilizar otros aceites esenciales como aceite esencial de lavanda, limón o alcanfor en lugar de aceite de árbol de té o aceite de eucalipto.

 

 

Ajo

 

El ajo mata las bacterias, virus y parásitos que causan neumonía. Contiene alicina que es anti-bacterial y anti-viral que ayuda a fortalecer el sistema inmunológico para luchar contra la enfermedad. También reduce la flema en los pulmones. Come el ajo crudo, úsalo para sazonar tu comida, o sigue los métodos a continuación.

 

Proceso 1:

 

Aplasta un diente de ajo para extraer 1 cucharadita de jugo.

Mezcla el jugo con 1 cucharadita de jugo de limón y 1 cucharadita de miel.

Consume 1 cucharadita de esta mezcla para obtener alivio de la neumonía y el dolor.

Come esto 3 veces al día.

 

Proceso 2:

 

Aplasta los dientes de ajo para hacer una pasta.

Masajea la pasta en el pecho durante 5 minutos.

Libera el tracto respiratorio.

Repite todos los días.

 

Proceso 3:

 

Utiliza una licuadora para moler 10 dientes de ajo en una pasta fina.

Añade 10 gotas de aceite de lavanda y mezcla de nuevo.

Masajea esta pasta en el pecho durante 5 minutos.

Deja que se absorba en la piel.

Repite 5 veces al día.

 

Astrágalo

 

El astragalo fortalece el sistema inmunológico y alivia la inflamación en los pulmones. Por esta razon, lo incluimos en nuestra lista de remedios caseros para la neumonia. Úsalo para sazonar tus alimentos o sigue los métodos a continuación. Consulta a un médico antes de usarlo.

 

Astragalo Como Remedio Casero Para La Neumonia

 

Proceso:

 

Añade 1 taza de raíz de astrágalo desmenuzado seca y 1 litro de agua a una olla de sopa.

Deja reposar durante la noche.

Por la mañana, calienta y dejar hervir a fuego lento durante 30 minutos.

Vierte esta mezcla en un recipiente con ¼ taza de alcohol o clavo de olor y canela para conservar.

Toma 1-2 cucharadas al día para curar la neumonía.

 

Semillas de Alholva

 

Las semillas de fenogreco o alholva reducen el moco en los pulmones y promueven la transpiración, lo que reduce la fiebre y desintoxica el cuerpo.

 

 

Proceso 1:

 

Hierve 2 tazas de agua y revuelve en 1 cucharadita de semillas de alholva.

Reduce el fuego y deja hervir a fuego lento 5 minutos.

Retira del fuego y deja reposar 10 minutos.

Cuela y mezcla con 1 cucharadita de jugo de limón.

Bebe 3 veces al día.

 

 

Proceso 2:

 

Agrega 1 cucharadita de semillas de fenogreco, 1 ajo picado, 1 cucharadita de jengibre picado, 1 cucharadita de miel y una pizca de pimienta de cayena a una taza de agua caliente.

Deja reposar durante 10 minutos.

Cuela y mezcla con 1 cucharadita de jugo de limón.

Bebe 4 veces al día.

 

Echinacea

 

La echinacea esta considerada dentro de los remedios caseros para la neumonia ya que mata a las bacterias y estimula el sistema inmunológico para ayudar a combatir la neumonía, y reducir el moco en los pulmones.

 

 

Echinacea Para Tratar La Neumonia

 

Ingredientes:

 

1 Cucharadita de equinácea

¼ Cucharadita de hierbabuena

¼ de cucharadita de hierba de limón

1 Cucharadita de miel

2 Tazas de agua

 

Proceso:

 

Hierve el agua y mezcla todos los ingredientes excepto miel.

Deja reposar durante 10 minutos.

Agrega la miel, mezcla y bebe.

Consume este té 2-3 veces a la semana, no todos los días.

Las personas alérgicas a la ambrosía también son alérgicas a esta hierba

 

 

Verbascum

 

El verbascum trata enfermedades respiratorias y tiene propiedades expectorantes que aflojan la flema para aliviar la congestión en el pecho. Ayuda a matar a los virus que causan neumonía. No consumas semillas de verbascum porque son tóxicas. Las mujeres embarazadas y aquellas con enfermedades hepáticas y renales no deben usar este remedio a largo plazo.

 

Proceso 1:

 

Hierve una taza de agua y revuelve 2 cucharaditas de hojas de verbascum y flores.

Reduce el fuego y cocina a fuego lento 5 minutos.

Después de 5 minutos, retira el té del fuego y deja durante 10 minutos.

Coloca una toalla sobre tu cabeza, inclínate en el vapor e inhala.

O bebe una vez al día.

 

Proceso 2:

 

Coloca 1 taza de flores secas de Verbascum y las hojas en un frasco.

O corta y tritura hojas de Verbascum fresco y pedazos de tallo y llena el medio frasco con ellos.

Vierte agua hirviendo sobre la hierba y llena el frasco con agua caliente.

Revuelve bien y cierre la tapa firmemente y deja toda la noche.

Bebe una taza de esta infusión para deshacerte del problema.

Bebe de 1 a 4 tazas al día.

Guarda el resto en el refrigerador. Puedes usar esto por 5 días.

Nota: Puedes agregar ½ taza de leche a ½ taza de infusión de Verbascum y beber.

 

 

Sello de Oro

Sello de Oro Para La Neumonia

 

El sello de oro fortalece el sistema inmunológico, elimina el moco y la congestión, y alivia los irritados músculos de la garganta. Si estás embarazada, o si has sufrido de diabetes, enfermedad cardíaca o accidente cerebrovascular, consulta a un médico antes de incluirlo dentro de los remedios caseros para la neumonia.

 

Proceso:

 

Hierve 2 tazas de agua.

Agrega 2 cucharaditas de raíz seca de sello de oro.

Reduce el fuego y cocina a fuego lento 15 minutos.

Retira del fuego y deja enfriar a temperatura ambiente.

Bebe 3 veces al día.

 

¡Dejanos tu comentario!