18 Remedios Naturales Para La Rinitis Alergica

 

¿Buscas remedios naturales para la rinitis alergica? La rinitis alérgica, tambien conocido como fiebre del heno se debe a una reacción excesiva del sistema inmunológico. El cuerpo libera un tipo de anticuerpo conocido como inmunoglobulina E, siempre que una persona respira polen, a la cual es alérgico. Los productos químicos enviados por este anticuerpo ayudan a neutralizar el alergeno invasor. La histamina es uno de los productos químicos, que es responsable de la mayoría de los síntomas alérgicos.

 

Los remedios caseros proporcionan un alivio rápido para la fiebre del heno y disminuye las reacciones alérgicas estacionales. Por lo tanto, puedes obtener alivio de la tos, congestión, y picazón, estornudos y nariz que moquea. La fiebre del heno por lo general tiene un efecto sobre las membranas mucosas de la nariz, los senos paranasales, la garganta, el paladar y los ojos.

 

La investigación muestra que alrededor del 20% de la población sufre de algún tipo de fiebre del heno (rinitis alérgica). Hay algunos remedios caseros, que proporcionan antihistamínicos naturales y alivian los síntomas y también evitan su retorno.

 

Remedios Naturales Para La Rinitis Alergica

 

18 Remedios Naturales Para La Rinitis Alergica

 

Miel Cruda

 

Los síntomas de la fiebre del heno se pueden reducir con la ayuda de la miel cruda.

La miel cruda esencialmente actuará como un refuerzo inmunológico y permite aumentar la tolerancia reduciendo lentamente los síntomas. Debes tomar alrededor de 2-3 cucharadas de miel en tu dieta diaria durante varios meses antes de la aparición de la temporada de alergia.

 

Jengibre

 

La miel cruda y té de jengibre puede ayudar a despejar la congestión en el pecho y ayuda a aflojar la flema también. Además de fortalecer el sistema inmunológico, también funciona como un antihistamínico.

 

Té Verde

 

Además de ser uno de los mejores remedios para apoyar el sistema inmunológico, también inhibe la producción de la histamina química, que es responsable de la fiebre del heno.

 

Petasita

 

Varios estudios sugieren que la petasita es muy eficaz en el alivio de dolores de cabeza, congestión de los senos, picazón de ojos y estornudos. También reduce la inflamación y bloquea los leucotrienos y las histaminas. Sin embargo, esta hierba no se recomienda para las personas, que son alérgicas al crisantemo y la ambrosía.

 

Lagundi

 

Lagundi Para La Rinitis Alergica

 

Este arbusto crece en las regiones del sudeste asiático, especialmente en Filipinas. Se ha demostrado que el lagundi tiene un efecto terapéutico contra el asma, la tos y la gripe. Contiene un compuesto conocido como Chrysoplenol D, que tiene propiedades antihistamínicas. Además, también reduce la producción de leucotrienos por el cuerpo. Hierve hojas secas o frescas (1/2 taza) de lagundi en agua (2 tazas) durante unos 15 minutos. La mitad de una taza de esta decocción debe tomarse 3 veces al día para obtener alivio de los signos de fiebre del heno. El lagundi se considera dentro de los remedios naturales para la rinitis alergica.

 

Mangostán

 

Esta fruta es nativa de las regiones del sudeste asiático. Es popular como “Reina de las Frutas”. Esta fruta de color púrpura oscuro es de 2 a 3 pulgadas de diámetro y tiene una corteza gruesa que rodea de 4 a 8 segmentos de carne blanda, deliciosa y blanca, que a veces puede contener semillas. Las ‘Xantonas’, una sustancia activa presente en la fruta tiene propiedades anti-inflamatorias y anti-histamínicas.

 

Obtendras cantidades generosas de Xantomas por comer la carne de esta fruta. La corteza se utiliza para preparar un brebaje, que es útil en el tratamiento de los síntomas asociados con la fiebre del heno.

 

Pomelo y Limón

 

Hierve limón y pomelo en agua (1 taza) durante unos 15 minutos. Esta mezcla es un excelente remedio para la rinitis alergica y alivia los síntomas asociados con ella. Asegúrate de usar sólo la fruta y no la cáscara. Mezcla la miel cruda, una vez que la mezcla se enfríe.

 

Vitamina C

 

La vitamina C alivia los síntomas de la fiebre del heno. Las naranjas, pomelos y limones consisten en vitamina C y bioflavonoides que ayudan en la descongestión y dan efectos antialérgicos. Añadir estas frutas a tu dieta puede mejorar la condición más rápido.

 

Como alternativa, hierve la pulpa de pomelo y limón en 1 taza de agua durante al menos 15 minutos. Cuando la mezcla se enfríe, añade miel cruda a la misma.

 

Vinagre de Sidra de Manzana

 

Asegúrate de usar vinagre de manzana para tratar la fiebre del heno, ya que funciona muy bien. Diluye 1/8 taza de Vinagre de Manzana con 16 onzas de agua. Mantén esta mezcla en tu cocina lista para usar y beber de vez en cuando.

 

Pimientos Picantes

 

Los pimientos rojos y chile contienen un componente, la capsaicina. La capsaicina reduce la congestión y abre el paso nasal. Las pimientas calientes se pueden agregar a las ensaladas o se pueden utilizar mientras cocinas el alimento.

 

Ácidos Grasos Omega-3

 

Se dice que el consumo de una dieta rica en ácidos grasos omega-3 (como la coliflor, la col de Bruselas, la soja, el salmón, las nueces, las semillas de lino, etc.) reduce los síntomas de la fiebre del heno, y por lo tanto no pueden hacer falta en nuestra lista de remedios naturales para la rinitis alergica. Los ácidos grasos omega-3 disminuyen la cantidad de sustancias químicas inflamatorias producidas en el cuerpo.

 

Acupuntura

 

Acupuntura Para La Rinitis Alergica

 

Muchas investigaciones han demostrado que la terapia de acupuntura china ayuda a reducir los síntomas de la fiebre del heno en gran medida. El propósito de la acupuntura es identificar las áreas específicas del cuerpo para aliviar la dolencia.

 

Vaselina

 

La aplicación de vaselina en las fosas nasales ayuda a combatir los síntomas de la fiebre del heno. Aplica una fina capa para evitar que los pólenes entren en la nariz.

 

Cebolla

 

La cebolla es uno de los remedios más fáciles y eficaces de todos. La cebolla se compone de quercetina (un producto anti-histamínico y anti-inflamatorio natural muy fuerte). Con el fin de deshacerse de la fiebre del heno, agrega más cebolla a tu dieta diaria.

 

Té de Manzanilla

 

El té de manzanilla es un antioxidante muy bueno y agente anti-inflamatorio. El té de manzanilla también contiene flavonoides que reduce la reacción alérgica más rápido. Todo lo que tienes que hacer es tomar una taza de té de manzanilla diariamente en la mañana, justo después de despertar.

 

Caléndula

 

Calendula Para La Rinitis Alergica

 

Lavar los ojos con caléndula y agua diluida reducirá la picazón e incluso reduce la inflamación. Usa caléndula sin alcohol y diluye con agua y lava los ojos regularmente.

 

Aceites de Aromaterapia

 

Los aceites de aromaterapia son la mejor cura contra la fiebre del heno. Utiliza aceite de lavanda, eucalipto o mentol en el vaporizador para calmar los síntomas de la fiebre del heno.

 

Té de Cudweed

 

El Cudweed se incluye dentro de los remedios naturales para la rinitis alergica debido a sus propiedades antiinflamatorias. Prepara un té de cudweed y bebe en forma regular hasta que los síntomas de la rinitis alérgica desaparezcan. Bebe 2-3 veces al día.

 

¡Dejanos tu comentario!