12 Remedios Caseros Para El Pie de Atleta Efectivos

 

Las investigaciones estiman que entre el 15% y el 25% de todas las personas desarrollaran pie de atleta, al menos una vez en sus vidas. La Asociación Médica Podológica de Illinois provee datos específicos de Estados Unidos, indicando que el 5% de todos los estadounidenses se ven afectados por el pie de atleta. Estos números nos llevan a hablar de métodos alternativos de curación para esta infección, es decir, remedios caseros para el pie de atleta. Con la ayuda de ingredientes naturales que contienen propiedades antifúngicas y antibacterianas, puedes aliviar con seguridad el pie de atleta sin recurrir a medicamentos de venta libre. Estos son algunos remedios para el pie de atleta que debes intentar.

 

El Jengibre

 

El jengibre funciona como un antiséptico natural, gracias a sus potentes compuestos fenólicos. Esta especia contiene gingerol, una sustancia que funciona con shogaol y otros componentes activos que se encuentran en el jengibre para combatir los hongos. El jengibre fresco es siempre el mejor camino a seguir, especialmente cuando se utiliza como remedio casero tópico para el pie de atleta.

 

Remedios Caseros Para El Pie de Atleta

Instrucciones

 

– Corta 1 trozo de jengibre fresco hasta obtener 1 onza.

– Hierve 1 taza de agua y añade trozos de jengibre.

– Cocina a fuego lento durante 15 minutos.

– Espera hasta que se enfríe.

– Lávate los pies y aplica el té de jengibre.

– Repite 2 veces al día para obtener los beneficios anti-hongos del jengibre, así como un agradable aroma.

 

 

Mostaza En Polvo o Aceite

 

Otro remedio casero para el pie de atleta que pueda estar ya en tu cocina es la mostaza. Las fuertes propiedades curativas del aceite de mostaza en polvo empiezan a trabajar cuando se activan los compuestos como mirosina y sinigrin. Una vez que toca el agua, la mostaza se convierte en un agente antibacteriano, anti-inflamatorio y anti-hongos excelente.

Instrucciones

 

– Vierte agua caliente en un recipiente donde puedan caber tus pies.

– Añade 1 cucharadita ya sea de aceite o mostaza en polvo.

– Mantén los pies en el agua durante 30 minutos.

– Repite 2 veces al día.

 

Té Negro

 

Te Negro Para El Pie de Atleta

 

En términos generales, el té es increíble para calmar el dolor, nervios y ofrecer alivio a los diversos problemas de salud. El té contiene ácido tánico, el componente principal que proporciona estos beneficios. Cuando se trata de remedios caseros para el pie de atleta severo, el té negro es una opción fantástica para probar.

 

Instrucciones

 

– Calienta 1 litro de agua hasta que esté caliente.

– Vierte en un recipiente y añade 6 bolsas de té negro.

– Remoja tus pies en la mezcla durante 20-25 minutos.

– Haz esto una vez por la mañana y otra por la noche para tener mejores efectos.

 

 

El Ajo

 

Uno de los remedios caseros probados y comprobados para el pie de atleta que se ha utilizado por mucho tiempo es el ajo. Gracias a su contenido ajoene, el ajo es uno de los agentes antifúngicos más eficaces que se encuentran en la naturaleza. Este remedio es especialmente recomendado para aquellos que tienen problemas a largo plazo con el pie de atleta.

Instrucciones

 

– Muele 3-4 dientes de ajo.

– Añade el ajo machacado a un recipiente lleno de agua caliente.

– Mantén los pies durante 30 minutos en el agua.

 

Extracto de Semilla de Pomelo

 

El extracto de semilla de pomelo combina todos los ingredientes curativos que esta fruta tiene que ofrecer. Se ha utilizado como remedio casero para el pie de atleta durante siglos, por sus efectos antimicrobianos y desinfectantes. Es seguro para el consumo oral, pero tiene mejores efectos para la piel cuando se aplica tópicamente.

 

Instrucciones

 

– Aplica 4-5 gotas de extracto de semilla de pomelo a la región infectada en tus pies. Añade más, si es necesario.

– Repite el proceso 2-3 veces al día durante 3-4 días para ver los resultados deseados.

 

Canela

 

Entre los remedios caseros para el pie de atleta que implican el remojo es un baño de canela. Contiene cinamaldehído, un compuesto que ofrece beneficios anti-inflamatorios cuando se aplica en forma oral y tópica. En este caso, se debe utilizar la canela para un baño de pies relajante.

Instrucciones

 

– Hierve 4 tazas de agua.

– Añade 9-10 ramas de canela.

– Cocina a fuego lento durante 5 minutos y deja reposar durante 45.

– Pon los pies en el agua durante 20-30 minutos.

– Repite diariamente hasta que el pie del atleta desaparezca.

 

Hojas de Orégano

Hojas de Oregano Para Pie de Atleta

 

El orégano está lleno de compuestos curativos, de timol y carvacrol hasta cimeno y terpinine. Junto con los ácidos ursólicos y oleanolicos, proporcionan un alivio natural y coloca al orégano lugares entre los remedios caseros confiables para el pie de atleta.

 

Instrucciones

 

– Hierve 4-5 tazas de agua en una olla grande.

– Añade 4 oz. de hojas de orégano.

– Espera hasta que se enfríe.

– Remoja los pies infectados en el té de orégano durante 30 minutos.

– Repite dos veces o tres veces al día, de acuerdo a tu caso.

 

Peróxido de Hidrógeno

 

Conocido como uno de los antisépticos más seguros y eficaces que hay, el peróxido de hidrógeno mata las bacterias, como si no hubiera mañana. La solución podría picar cuando entran en contacto con la piel infectada, pero sus resultados compensan la incomodidad temporal.

 

Instrucciones

 

– Calienta ligeramente 1 galón de agua destilada.

– Vierte peróxido de hidrógeno (3%, de calidad alimentaria) en el agua.

– Remoja tus pies durante 25 minutos.

– Repite en la mañana y antes de ir a dormir por la noche, permitiendo que tus pies se sequen solos después de cada baño.

 

Bicarbonato de Sodio

 

El efecto alcalinizante que el bicarbonato de sodio tiene hace que sea el mejor remedio casero para el pie de atleta para muchos. Siendo antifúngico y antibacteriano, el bicarbonato de sodio mata la infección y evita que se propague a otras zonas de su cuerpo.

Instrucciones

 

– Combina 3 cucharadas de bicarbonato de sodio y 1 cucharada de agua.

– Mezcla bien hasta obtener una pasta espesa.

– Aplica a los pies limpios en las áreas clave.

– Deja secar.

– Enjuaga con agua fría y seca bien.

 

Aceite de Coco

 

El aceite coco de siendo un agente antifúngico natural, es un ingrediente clave en una multitud de productos para la piel. Debido a su contenido de ácido cáprico y láurico, el aceite de coco es también útil para otras enfermedades comunes, como las alergias estacionales o dolor de dientes.

 

Instrucciones

 

– Derrite un poco de aceite de coco hasta que llegues a 2-3 cucharaditas.

– Utiliza un cotonete para aplicar el aceite de coco en todas las zonas afectadas por el pie de atleta.

– Repite 2 veces al día para un mejor resultado.

 

Aceite del Árbol del Té

 

El aceite de árbol de té contiene cineol y terpineno, dos sustancias que resultan en beneficios antisépticos y antimicrobianos para la piel infectada. En el caso de pie de atleta, ataca el hongo cuando se aplica con frecuencia.

 

Instrucciones

 

– Aplica 2-3 cucharadas de aceite de árbol de té para los pies, en las áreas problemáticas.

– Utiliza más si es necesario, hasta que tengas una capa fina sobre la piel.

–  Repite hasta 3-4 veces al día.

 

Aceite de Neem

 

Aceite de Neem Para El Pie de Atleta

 

El neem es otro de los aceites para el pie de atleta que se puede contar para el alivio. Este aceite contiene azadiractina, un ingrediente activo con propiedades que matan las bacterias que pueden combatir el pie de atleta. De hecho, el aceite de neem se utiliza a menudo como un pesticida natural.

 

Instrucciones

 

– Aplica 4-5 gotas de aceite de neem a las partes afectadas de tus pies utilizando un algodón.

– Pon suficiente para cubrir la zona (se puede añadir más si es necesario).

– Repite diariamente hasta que el hongo desaparezca.

¡Dejanos tu comentario!