10 Remedios Caseros Para Dolores Musculares

 

El dolor muscular es extremadamente común y causa incomodidad. Ya que cada parte del cuerpo humano tiene tejido muscular; puedes experimentar dolor en los músculos en cualquier lugar. Cuando la sangre no llega a los músculos de la manera correcta, empiezan a doler. El bajo contenido de potasio es una de las principales causas que provocan calambres musculares. Si desesperadamente deseas deshacerte del dolor muscular, prueba algunos remedios caseros para dolores musculares. Aquí hay algunos ingredientes que seguramente ya tienes en tu cocina que te harán sentirte mejor.

 

 

Remedios Naturales Para Dolores Musculares

 

Vinagre de Sidra de Manzana

 

Remedios Caseros Para Dolores Musculares

 

El vinagre de manzana tiene propiedades anti-inflamatorias y alcalinizantes que ayudan a reducir la inflamación. La gente lo usa para tratar los calambres de las piernas y los músculos doloridos, ya que es rico en potasio y está cargado con varios nutrientes. Combina 2 cucharaditas de vinagre de sidra de manzana, 1 cucharadita de miel, una ramita de menta fresca y 8-10 onzas de agua fria. Mezcla bien y consume.

 

Alternativamente, puedes simplemente agregar 2 cucharadas de vinagre de sidra de manzana en un vaso de agua tibia y beber.

Además, también puedes frotar el vinagre directamente en el área afectada.

Además, agrega 2 tazas de vinagre de sidra de manzana al agua tibia en una tina de baño. Sumérgete durante 20 minutos. Haz esto diariamente hasta que te recuperes completamente.

 

Aceite de Clavo

 

El aceite de clavo de olor contiene propiedades antiinflamatorias que reducen los calambres musculares y alivian el dolor eficazmente. Masajea aceite de clavo tibio en la zona afectada durante al menos 5 minutos.

 

Sal de Epsom

 

La sal de Epsom contiene magnesio que cura el dolor de los músculos y proporciona relajación. Llena la bañera con agua tibia. A continuación, agrega 2 tazas de sal de Epsom y mezcla bien. Remoja la zona afectada por 20 minutos. Tomar este baño una vez al día seguramente resolverá tu problema.

 

Nota – La sal de Epsom no debe ser utilizada por aquellos que sufren de presión arterial alta, problemas cardíacos o diabetes.

 

Compresas en Frío

 

Compresas En Frio Para Dolores Musculares

 

La temperatura fría es unos de los mejores remedios caseros para dolores musculares ya que puede adormecer el dolor, reducir el dolor y relajar los músculos afectados. Envuelve algunos cubitos de hielo en una toalla delgada y pon en el área afectada durante unos 15 minutos. Repite este proceso cada dos horas durante unos días.

 

Por otra parte, también puedes tomar una ducha fría, con el fin de relajar los músculos doloridos.

 

Masaje

 

Con el fin de aliviar la rigidez y el dolor de los músculos, da un masaje en los músculos afectados. Relaja los músculos con movimientos largos y envuelve el área con una toalla caliente.

 

Además, también puedes preparar aceite para un masaje mezclando cuatro partes de aceite vegetal con una parte de aceite de girasol. El aceite de Wintergreen, contiene salicilato de metilo que estimula el flujo sanguíneo y alivia el dolor.

 

Ejercicios de Estiramiento

 

Estira el músculo afectado durante 15 a 30 segundos a la vez. Realizar ejercicios de estiramiento simples es considerado uno de los mejores remedios caseros para dolores musculares ya que puede puede aliviar los calambres experimentados por esta dolencia.

 

Alternativamente, practica natación ya que los músculos se estiran en el agua fácilmente, lo que reduce la inflamación y el dolor.

 

Nota: Si el estiramiento causa más dolor, evita.

 

Cerezo Acido

 

Los compuestos anti-inflamatorios y antioxidantes en las cerezas agrias reducen la inflamación y posponen el dolor muscular post-ejercicio. Bebe una taza de jugo de cereza agria (sin endulzar) para reducir el dolor muscular y la sensibilidad

 

Alternativamente, come 1 ½ tazas de cerezas agrias después del entrenamiento.

 

Plátano

 

Platano Para Eliminar Dolores Musculares

 

La deficiencia de potasio causa fatiga, debilidad muscular y calambres. Siendo una buena fuente de potasio, el plátano reduce el dolor muscular. Come uno o dos plátanos maduros diariamente para tratar los músculos adoloridos.

 

Además, bebe un vaso de licuado de plátano. Contiene potasio y calcio que desempeña un papel importante en el mantenimiento de los músculos sanos.

 

Leche

 

La leche es una excelente fuente de calcio. Es esencial incluir una cantidad adecuada de calcio en tu dieta diaria. Debes beber al menos 2-3 vasos de leche todos los días.

 

Cafeína

 

Una taza de café puede ayudar a reducir el dolor muscular en las mujeres después de un entrenamiento extenuante. Funciona bloqueando la adenosina, una sustancia química liberada por tu cuerpo en respuesta a una lesión. No exageres, ya que demasiada cafeína puede causar espasmos musculares.

 

Remedios Herbales Para Dolores Musculares

 

Melaza

 

La melaza es una excelente fuente de potasio y calcio. Toma un vaso de leche caliente y añade 1 cucharada de melaza. Este remedio fortalece los músculos.

 

Hojas de Romero

 

Las hojas de romero proporcionan comodidad a los músculos tensos al disminuir la inflamación. Aunque puedes usar hojas secas o frescas, pero las hojas frescas tienen aceites más volátiles. Los efectos de calentamiento del romero dan una sensación de relajación y debido a sus propiedades anti-inflamatorias; Calman el tejido muscular inflamado.

 

Toma una taza de agua caliente y añade dos cucharaditas de romero. Pon una tapa en la taza y empapa durante unos 10 minutos. Después, filtra la solución. Bebe este té 2-3 veces al día.

Pon un puñado de hojas de romero en una olla y llena con el agua hirviendo. Ahora cubre con una tapa y espera 30 minutos. Remoja una toalla en esta agua tibia y coloca en el área afectada durante 15 minutos. Sigue con una compresa fría.

 

Té de Manzanilla

 

La manzanilla está repleta de propiedades antisépticas y anti-inflamatorias que la convierten en un remedio eficaz en la lista de remedios caseros para dolores musculares. Beneficia a los músculos aumentando la cantidad de aminoácidos. Bebe 3 tazas de este té para relajar tus músculos.

 

Alternativamente, masajea los músculos doloridos con aceite de manzanilla.

Un bálsamo de manzanilla también se puede frotar en el área afectada.

 

Nota

 

Las dosis excesivas de té de manzanilla pueden causar reacciones alérgicas y vómitos.

Evita durante el embarazo y antes o después de la cirugía.

 

Hisopo

 

Hisopo Para Combatir Dolores Musculares

 

Es una deliciosa hierba perenne que funciona muy bien para reducir dolores de músculos y articulaciones. Un sorbo de té Hisopo ayuda a combatir la inflamación muscular; Y por lo tanto, combatir los dolores irritantes. Vierte 8 onzas de agua hirviendo sobre una cucharada de hojas secas de hisopo. Deja remojar durante 10 minutos cubriendo el recipiente. Bebe dos veces al día.

 

Además, puedes agregar limón y miel.

 

Malvavisco

 

La raíz del malvavisco se utiliza para aliviar la inflamación y el dolor muscular. Hierve una olla de tamaño mediano de agua. Añade una cuarta taza de raíz seca picada. Cocina a fuego lento durante 10 minutos y luego filtra la decocción. Bebe durante todo el día.

 

Alternativamente, remoja ligeramente un paño de algodón en el té. Aplica sobre las áreas afectadas para reducir la incomodidad.

¡Dejanos tu comentario!